¿Has recibido una carta? ¡Llámanos!
91 123 56 49
additional informations

Zona del Deudor,
todo lo que necesitas para mejorar tu situación económica

Solicita fraccionamiento

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué constituye mi deuda?
  • ¿ En qué cuenta bancaria hay que efectuar el pago?
  • ¿Cómo puedo ponerme en contacto con el Bufete?
  • ¿Qué puede pasar si no pagaré el préstamo?
  • ¿Existe la posibilidad de pagar la deuda a plazos?
  • He efectuado el pago, ¿el asunto de la deuda ha terminado? 
  • ¿Es legal la compra de la deuda?

Consejos ante situaciones de impago

El verano por fin llegó y la mayoría de nosotros ya planifica unas merecidas vacaciones. Pero ese añorado descanso puede convertirse rápidamente en una pesadilla si tenemos deudas pendientes y no podamos cumplir nuestros deseos por tener demasiados compromisos.

¡Nada es imposible!

Si tienes establecido un plan de pago de tu deuda y lo estás pagando con fluidez, no hay nada que pueda impedir vivir una aventura. Para mantenernos dentro del presupuesto durante las vacaciones y poder pagar tus facturas sin problema, damos algunos consejos para que los consideres al planificar tus vacaciones:

1. Establecer un Presupuesto a tiempo

Si tienes las fechas claras del viaje, lo ideal sería planificar tus vacaciones con anticipación y que reserves alojamiento y billetes de viaje, antes de la temporada alta. Cuanto más rápido te planifiques, más dinero podrás ahorrar. Esto te asegurará un orden y serás capaz de evitar gastos repentinos.

2. Elegir destinos que no sean muy demandados

Si tu economía no está en el mejor momento y no quieres renunciar a tus vacaciones, no debes elegir destinos de moda.
Algunos lugares, que no están muy demandados, te permitirán organizar un viaje por poco dinero.

3. Transporte Público
Olvidémonos de las taxis o coches de alquiler para los desplazamientos. La mayoría de los destinos tienen buen servicio de transporte público, tienes a tu disposición autobuses, que te llevarán donde deseas.

4. Ahorra en el Alojamiento

En primer lugar, esto dependerá del lugar que visitemos. Dormir en un hotel céntrico siempre será más caro que uno en la periferia, pero puede que compense si la mayoría de los sitios interesantes se localizan cerca del mismo. Esto se compensará con el gasto de gasolina o en el transporte público.

Sin embargo, si nos planteamos muchas excursiones fuera de nuestro primer destino, no es necesario gastar mucho dinero en un hotel de lujo.

Debes considerar también la relación calidad-precio de ciertos establecimientos con precios desorbitados. Ciertos hostales, pensiones o campings no tienen nada que envidiar a algunos hoteles medianos.

5. Alimentación

Una buena manera de ahorrar en alimentación, es comer en donde lo hacen los habitantes de tu lugar de destino, no caigas en los sitios más turísticos, compra en supermercados para salvar los tentempiés y algunas comidas del día. Una baguette y un buen queso francés a los pies de la Torre Eiffel es una experiencia inolvidable y barata.

6. Gastos corrientes

Sabemos que querrás tener algún recuerdo en tu memoria de tus vacaciones, como por ejemplo conocer museos, viajes guiados por la ciudad o la visita edificios históricos.

Todo esto implicará un gasto en tu presupuesto y para eso, necesitarás destinar cierta cantidad de dinero. Una alternativa de ahorro, es seleccionar los días que puedas pagar a mitad de precio o gratis - echa un vistazo a todas las instalaciones y el calendario con el fin de aprovechar los descuentos.

Hay que comparar entre distintas agencias y no quedarse con la primera opción encontrada, a menudo imponen precios inflados de vacaciones. Ahora necesitas un poco más de tiempo para determinar los detalles del viaje, hecho que le permitirá pasar el tiempo de forma creativa y hará que el viaje será único e inolvidable.


¡Disfruta de tus vacaciones sin estrés!
El comienzo del Año es la etapa perfecta para corregir nuestros desaciertos. Las dificultades del año anterior, las esperanzas fallidas... Las situaciones a las que no te pudiste sobreponer ahora pueden olvidarse. Es más, tú mismo puedes empezar a constriur tu nuevo ¨Yo¨ con tus nuevos hábitos.Suena bien, pero ¿cómo se llega a esto?
La mayoría de las personas se rinden en apenas unas semanas y abandonan sus promesas y compromisos del Año Nuevo. ¿Cómo podemos prevenir esto y tener más fuerza de voluntad? A esta pregunta no existe una respuesta concreta, pero podemos intentar evitar los errores básicos y ayudarte a cumplir tus compromisos de Año Nuevo.

Primero - Mejor una sola meta alcanzable que varias pero menos factibles

A nadie le es fácil cumplir varios objetivos al mismo tiempo. Esto requiere sacrificio y, sobre todo, mucha disciplina y autocontrol. Es mejor elegir un objetivo en concreto y enfocarte totalmente en ello.

El Objetivo más importante - ¿ Cómo establecerlo?

Cada uno tiene su jerarquía de valores y se asigna a si mismo nuevas metas a cumplir. Cada uno define de distinta manera que es la felicidad, por eso es tan difícil hablar de un sólo objetivo universal. Debemos preguntarnos ¿Cúal es la causa de nuestros problemas y fracasos? ¿Y cómo podríamos ir superándola?

Endeudamiento como causa de frustruación

Hoy en día, el dinero es lo que determina la vida de las personas. Queramos o no, mucho depende de los fondos en nuestra cuenta bancaria. Si perdemos el control sobre nuestros gastos, perdemos el equilibrio y sentimos que todo se nos viene encima. Por eso es tan importante recordar nuestros compromisos y manterner las compras bajo control.
Lamentablemente, cada día hay más y más personas luchando a diario con los problemas financieros y con deudas que van aumentando. Basta con imaginarse, lo fácil que sería nuestra vida diaria si controlaramos nuestras finanzas. Pero no es solo un concepto imaginario.¡Ese equilibrio está a nuestro alcance! Lo podemos conseguir con decisiones firmes, perseverancia y determinación.

Año Nuevo –un año sin deudas

El Año por venir es ideal para cambiar nuestra manera de pensar y ser responsables de las decisiones futuras. Es un tiempo de tomar el control sobre nuestras deudas y no dejar que se transformen en una carga del día a día. Ponte en contacto con nuestro Asesor a través de nuestra línea telefónica, correo electrónico o mendiante nuestro Chat. Fija un plan de pago de tu deuda y empieza el Año Nuevo teniendo en orden tus gastos. Te vamos a ayudar a establecer cuotas de pago mensuales de tal manera que puedas empezar lo antes posible esa nueva etapa sin endeudamientos.
1. Planifica tus gastos

Es lo primero y más importante que debes hacer si quieres gestionar conscientemente tu situación económica. Un plan de gastos te permitirá tener un control sobre tus finanzas. Aunque parezca complejo, verás que no lo es tanto como parece. No hace falta hacer cálculos imposibles, basta con tus ganas y con que seas constante.Para empezar, divide tus gastos en gastos fijos (el alquiler,la luz, gas, internet y otros recibos) y gastos periódicos (mensuales/trimestrales/anuales, Ej: el seguro del coche, seguro privado de salud u otros). Cada día, toma cinco minutos en anotar que gastos has tenido. Así, al terminar el mes podrás fijar la parte de tu presupuesto correspondiente a otros gastos variables que también son necesarios, como la alimentación, vestimenta, ocio o deporte.Con ésto, podrás estimar mensualmente que cantidad puedes ahorrar, evitando los gastos innecesarios.

2.  Sé realista y eficaz al gestionar tus finanzas

  • A veces es complicado evitar gastos innecesarios del día a día. Sin embargo, para mantener una situación financiera estable es necesario hacerse la siguiente pregunta: ¿Cuánto realmente puedo permitirme?

    Acuérdate de que es mejor renunciar de gastos innecesarios, que tener que preocuparte más tarde de cómo afrontar los gastos básicos y necesarios.


3.  Intenta establecer un fondo de ahorro para gastos imprevistos

  • Intentar ahorrar dinero cuando se está afrontando dificultades económicas parece imposible, pero se puede lograr. ¡Es más, no tiene por qué significar una disminución en tu presupuesto! Primero, enfócate en ahorrar pequeñas cantidades. El fallo más frecuente es pensar que a fin de mes nos quedará dinero para ahorrar. Si es así, es posible que estés equivocado.

    Sin un plan razonable y con sentido, lo más probable que al acabar el mes te encuentres con muy pocos recursos en tu cuenta no puedas sacar de ahí lo que pensabas guardar.Es importante que te pongas un mínimo que quieres ahorrar (50€, 100€...) tras recibir en tu cuenta el ingreso de la nómina, pensión, prestación u otros ingresos puntuales. Si lo gestionas de este modo, la posibilidad real de ahorro es mucho mayor. Lo ahorrado te evitará la necesidad de pedir un préstamo en un futuro en caso de que te surjan gastos imprevistos. Además, te darán esa sensación de bienestar y seguridad tan importante en tu día a día.

A veces se nos hace imposible evitar a tiempo los problemas financieros. Hay situaciones en la vida que nos empujan a tomar decisiones difíciles que pueden suponer un incremento de nuestras deudas.
¿Qué podemos hacer cuando nuestra situación va empeorando e incluso llegamos a perder el control de nuestra economía?
Sin duda es complicado, pero tiene solución.
A continuación, te presentamos cuatro sencillos pasos con los que podrás hacer frente a tus deudas, saneando tu situación económica y resolviendo posibles contingencias que puedan surgir.

1. Contacta con el Acreedor

 Es el primer paso para mejorar tu situación financiera. La deuda no va a desaparecer, debes negociar las condiciones bajo las que podrás saldarla. El primer paso siempre resulta el más difícil, pero es el más importante, así que no lo dejes pasar y ponte en contacto con tu Acreedor. El Asesor con el que contactarás se encargará invidualmente de tu caso para poder establecer un plan de pago optimizado a fin de solucionar la situación lo antes posible.

2. No ignores la situación, hazte cargo las deudas que puedas tener activas

¿Estás evitando hablar con el acreedor porque piensas que no será efectiva la vía amistosa y/o extrajudicial?
Obviamente, la situación de impago no va a desaparecer. Hay que asumirlo y tomar decisiones. Solicita ayuda y verás que sencillo y rápido puede ser resolver tu situación.

3. Fija tus prioridades financieras

Hoy en día, el consumismo y los gastos extraordinarios son lo normal, y en ellos caemos todos. Acostumbramos a comprar cosas sin pensarlo bien, y que no necesitamos o no usamos.
Si te encuentras en una situación económica difícil, con más razón debes gestionar bien tus ingresos. Analiza bien en qué gastas tu dinero, y ahorrarás sumas considerables.

4. No dudes en comentar tu situación

Para mucha gente es muy difícil hablar abiertamente sobre su situación financiera. Sin embargo, la experiencia nos demuestra que deberías tratar el asunto con las personas cercanas a ti, ya que los momentos más complicado, el apoyo de tu familia y amigos es vital. Atrévete y verás que alrededor tuyo hay personas dispuestas a ayudarte a resolver tu situación. Recuerda que el Acreedor también tiene la intención de ayudarte, en absoluto ser tu enemigo. Al contrario, es alguien que conoce bien la condición en la que te encuentras y, por medio de asesores especializados, te señalará el mejor camino para resolver tu situación.
La Navidad es un tiempo feliz para compartirlo con familiares y amigos. Para muchos, son los días más importantes del año. Hoy en día nadie puede imaginarse estas fiestas sin toneladas de comida y regalos bajo el árbol de Navidad. Lamentablemente, llevar a cabo estos preparativos requiere una buena parte del presupuesto doméstico, y no todos nos encontramos en condiciones de afrontar estos gastos, en ocasiones, por falta de recursos. ¿Qué podemos hacer entonces para, a pesar de encontrarnos en un momento económico complicado, pasar unas buenas Fiestas en familia?

Con un poco de esfuerzo, y concienciándonos, los gastos que conllevan las navidades no tienen por qué conviertirse en un quebradero de cabeza.

Te presentamos unos consejos sobre cómo enfrentar este desafío:

1.  Prepara un Plan de Gastos para la Navidad

Es primordial si pretendes organizar correctamente tus gastos en Navidad. Ante todo, tienes que saber de cuánto realmente dispones y cuánto puedes destinar a todo lo relacionado con estas fiestas.
Si tus ingresos habituales no son suficientes para afrontar estos gastos, piensa cómo podrías conseguir algún ingreso extra. Recuerda no guiarte por las emociones y el entusiasmo del ambiente navideño.
Un crédito o préstamo es la manera más fácil de mejorar tu situación económica, pero antes de que te decidas a dar este paso, haz un balance entre las ventajas y los inconvenientes de esta decisión. Tienes que tener en cuenta que a corto plazo tendrás una mejora del presupuesto, pero después de la Navidad volverás a la realidad y tendrás que afrontarla.

2. Cuanto antes, mejor

Hablamos, efectivamente, de las compras relacionadas con las Fiestas. No las dejes para el último momento. Esto es muy importante para poder evitar las prisas de última hora, y que puedas llegar a decisiones o elecciones erróneas.
El primer paso es echar un vistazo al precio de los productos que estás pensando comprar. Compara precios en diferentes sitios; con ello verás las mejores ofertas y ahorrarás un dinero. La mejor solución es buscar en Internet los precios más competitivos. Es un factor importante puesto que los precios de algunos artículos varían en función de dónde los vas a comprar. Es por eso que, comprando con antelación, te va a dar tiempo a hacer un estudio del mercado y gracias a esto ahorrar una buena cantidad de dinero.

3. Ingresos adicionales

El periodo anterior a las Fiestas de Navidad es un tiempo ideal para buscar un trabajo adicional, pues las elevadas necesidades de los consumidores ofrecen puestos de trabajo temporales. Seguro que has oído hablar de las campañas de Navidad. En ellas contratan azafatas o promotores para presentar descuentos o campañas comerciales. Lo mismo sucede con la gastronomía. Por la demanda, hay que preparar más mercancía e incluso organizar más espacio en almacenes para guardarla.
Todo esto requiere contratar más personal. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad que nos ofrece la Navidad y, con un poco de esfuerzo, hacer de ella una fuente de ingresos adicionales? Busca estas ofertas de trabajo temporal en tu ciudad y, con total seguridad, encontrarás algo adecuado para ti, teniendo en cuenta el tiempo del que dispones.

4. Regalos de Navidad - ¿Es posible ahorrar comprándolos?

El gasto más importante para el presupuesto familiar es comprar los regalos de Navidad. No debes caer en el error de pensar que la ilusión de tus seres queridos será menor si disminuyes tus gastos. El mayor ahorro durante las compras, lo puedes sacar gracias simplemente calculando con anticipación tus posibilidades económicas. Piensa que un regalo económico, pero elaborado con nuestro esfuerzo y bien envuelto, es siempre más atractivo que un regalo más caro. Así, el regalo no sólo será algo material, sino también una parte de tu tiempo que regalarás a tus seres queridos, que es mucho más valioso que algo que podemos encontrar en cualquier tienda.

No obstante, si te decides a comprar un regalo, piénsalo con anticipación para comprarlo, porque los precios suben justo antes de las Navidades. Es muy común que según se acercan las fiestas, hagamos todas las compras y los gastos pensando que todos deben ser en Navidad. Pensemos en no gastar más de la cuenta, y ajustar nuestro presupuesto a nuestras necesidades.

Calculadora de gastos domésticos

salario neto
Salario netto del cónyuge
Ingresos adicionales

Cuentas
Alimentación
Gastos


Ahorros restantes
 

Cuota que mensualmente podrías destinar para saldar
la deuda es de euros. 
¡No lo pienses más! Accede a tu Plan de Pagos hoy mismo.

Solicita fraccionamiento
Tus gastos sobrepasan tus ingresos.
Consulta con nuestro Asesor qué posibilidades tienes para solucionar tu situación financiera. 

Contacta con nosotros

Solicitud de fraccionamiento del pago

Solicitud de fraccionamiento del pago

LEE MÁS
Solicite ahora